Posicionamiento de Foro Nuevo Sol sobre la situación que se enfrenta al interior del PRD

1200px-PRD_logo_(Mexico).svg

Este viernes 7 de abril debió reunirse el Consejo Nacional de nuestro partido para emitir la convocatoria a elección del Consejo Nacional,  consejos estatales y municipales, que daría lugar a la necesaria y urgente renovación de las dirigencias respectivas en los tres niveles. La negativa de distintas corrientes lo ha impedido.

 

La fecha era importante para garantizar plenamente que el Instituto Nacional Electoral fuese notificado oportunamente de la solicitud para que ese órgano autónomo realizara los trabajos de organización y control del proceso electoral, a fin de hacer patente los principios de certeza, legalidad e imparcialidad, necesarios para este proceso electivo.

 

Ante ello, Foro Nuevo Sol expresa su rechazo a esta negativa y llama a todas las fuerzas partidarias a retomar el diálogo y la legalidad.

 

Ya que nos encontramos en un ambiente que pareciera orquestado para presentar al PRD como un partido en dispersión y sin rumbo, por ello consideramos que la mejor defensa es convocar a la base del Partido a expresarse por la composición de su nueva dirección y por los equipos que representen la línea política que debemos adoptar.

 

Además es necesario depurar los órganos de dirección en todos los niveles para que su integración corresponda a la nueva realidad política y a la actual correlación de fuerzas al interior.

 

No se pueden tomar decisiones fundamentales para la izquierda y el PRD, con órganos donde algunos de sus integrantes se  han manifestado públicamente en favor de otros proyectos políticos distintos al de la Revolución  Democrática.

 

Esta obligada renovación será posible a través del ejercicio del voto universal libre y secreto.

 

 

 

 

 

 

 

 

En 2013 con la recolección de millones de firmas por la consulta energética se demostró que, a despecho de quienes en ese momento ya tocaban el réquiem  por nuestro partido,  el PRD sigue vivo y actuante por las causas justas de México.

 

En 2014 se probó  con el voto de la militancia, que éramos un partido donde participaban más de dos millones de mexicanas y mexicanos, que al renovar democráticamente los consejos, le dieron representatividad y legitimidad a nuestras direcciones partidarias.

 

Nuestro partido ha cambiado desde el 2014, fecha en que se eligió el  actual Consejo Nacional. Hemos tenido triunfos y derrotas, mismas que deben verse reflejadas en la composición de la nueva dirección, son ya dos interinatos y es apremiante terminar con esa inestabilidad.

 

Hoy, aún cuando algunos oportunistas han dejado de formar parte de nuestras filas, más de dos millones de nuevos integrantes se han sumado al PRD ingresando a nuestro padrón partidario, estos afiliados y afiliadas tienen derecho a expresar su voluntad para la conformación de la dirección que habrá de conducir nuestra participación en el 2018.

 

Cumplir con el tiempo estatutario es además de un asunto de legalidad, un compromiso con los principios y valores de la democracia que le dieron origen al PRD.

 

Por ello, respaldamos los Juicios que algunos dirigentes han interpuesto a fin de que el Tribunal Electoral restituya el derecho a votar y ser votados para todos  los afiliados y afiliadas de nuestro Partido y ordene la realización de elecciones internas antes del inicio del proceso electoral constitucional en septiembre próximo.

 

Consideramos que deben acabarse los llamados vacíos a la unidad, cuando esta debe demostrarse y hacerse patente en el actuar político y en la congruencia, y a ello nos comprometemos por completo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para ello hubiera contribuido significativamente que el CEN citará a Consejo Nacional tal y como se acordó y en él se hubiera aprobado la convocatoria a la

renovación de los órganos partidarios señalando así un compromiso con la institucionalidad democrática que le ha dado cohesión al PRD.

 

La construcción de la unidad para ser genuina, pasa en primer lugar, por el respeto mutuo, y lamentamos que por la vía de los hechos algunos quieran perpetuarse en la dirección del partido más allá de su mandato y ostentar una representación que no les corresponde ni política ni proporcionalmente, buscando verse favorecidos en lo individual y como grupo, sin pensar en el interés y objetivos superiores de nuestro partido.

 

Una dirección que no da pasos firmes en la ruta de renovarse pierde fuerza y se desacredita públicamente si sigue por ese camino.

 

Ponemos toda nuestra voluntad política para retomar el rumbo de la legalidad y los acuerdos políticos que en lo hechos fortalezcan al PRD y generen una verdadera unidad para demostrar que este partido está vigente y es determinante para el futuro del país.

|
La Grupera 93.1 // Radio
  1. La Grupera 93.1 // Radio